Una receta muy nuestra: huevos a la toledana

Si hay alguna tapa o plato que sea fácil y rápida de preparar son los huevos a la toledana. En El Trébol hemos querido hacer un guiño a nuestra ciudad en algunas de nuestras tapas, y hoy queremos contaros cómo hacerla en vuestra casa para una comida o cena un poquito más especial sin que conlleve esfuerzo.

Los huevos a la toledana es un plato muy tradicional que se ha elaborado generación tras generación. Es un plato con el que no pasar hambre con muy pocos ingredientes y con una elaboración bastante sencilla.

Ingredientes a preparar

9 huevos duros

1 huevo crudo

Jamón serrano

Aceite de oliva

Harina o pan rallado

Cómo preparar huevos a la toledana

  • Lo primero que tienes que hacer es cocer los huevos. Los ponemos durante 15 minutos aproximadamente a hervir. Cuando haya pasado este tiempo, los retiramos del fuego y los metemos en un recipiente con agua fría para que el contraste sea mayor y enfría más rápidamente.
  • Una vez tengamos los huevos fríos, los pelamos y tiramos las cáscaras. Los partimos por la mitad para poder retirar las yemas y realizar la concavidad para rellenarlos después.
  • Ahora vamos con el jamón. Tenemos que cortar unos 150gr de jamón serrano muy picadito y mezclarlo con las yemas que habíamos retirado anteriormente en un cuenco. Lo mezclamos hasta obtener una especie de masa.
  • Cuando tengamos la masa, vamos rellenando los huevos de los huevos con esta masa. Cuando terminemos, comenzamos a preparar el empanado.
  • Por un lado, batimos un huevo y lo tendremos en un plato, y por otro lado tendremos en un plato o bien harina o bien pan rallado para que quede un empanado mucho más firme. Los rebozamos.
  • A continuación, procederemos a empanar los huevos. Y finalmente, cuando los veamos doraditos los retiramos del fuego y los pondremos encima de papel de cocina para escurran bien el aceite.

Nuestra gran estrella es la bomba

La cervecería El Trébol, como ya sabrás, tiene mucha historia detrás, pero nuestra gran tapa estrella es la Bomba, y viene acompañándonos prácticamente desde nuestros inicios. En El Trébol nos encanta acogerte cada semana para que disfrutes y te relajes después de una larga jornada de trabajo o estudio.

Como toledanos, tenemos que deciros que hemos creado un sabor, un sabor toledano que ya ha enamorado a muchos de los habitantes de la ciudad, así como a la mayoría de turistas que vienen a visitarnos.

Y es que después de una larga semana, nos merecemos una buena tapa, ¿verdad? Pues os vamos a proponer una, pero no cualquier tapa. ¡Es nuestra tapa! Os proponemos nuestra Bomba Trébol, nuestra mayor insignia, la mayor consumida los fines de semana tanto en nuestra terraza como en nuestro local. Patata, carne picada, pimiento, y salsas como salsa de tomate y alioli conforman nuestra deliciosa tapa. Eso sí, la forma en la que la elaboramos mejor nos lo reservamos mientras tú disfrutas de ese descanso y del auténtico sabor de la Bomba.

Selección de tapas Trébol

Cualquier día de la semana es bueno para salir a disfrutar de tapeo con amigos, compañeros de trabajo o familia. Tanto si es lunes o sábado, todos los días son buenos para desconectar de la rutina, las obligaciones y tener un momento para ti, para disfrutar y para coger energías para continuar con la semana.

En Cervecería El Trébol tenemos una filosofía muy de compartir. Nos encanta que nuestros clientes puedan pasar un rato agradable y disfrutar de las mejores recetas tradicionales sin necesidad de reservar, aunque no tengan mucho tiempo y aunque prefieran “solo una caña y me voy a casa”. Todos sabemos que el “me quedo cinco minutos” suele ser el inicio de un gran día y por eso en nuestra cervecería nos encanta que todo empiece de forma improvisada, así se construyen las grandes historias que contar, y para que esos momentos además dejen buen sabor de boca, hemos creado nuestra selección de tapas trébol.

Paté de perdiz, queso manchego, ensaladilla, croquetas de jamón y pollo, carcamusas y estofado de ciervo. ¿Apetece verdad?

Anímate a uno de esos momentos “sin ganas” que tanto nos gustan a todos y llega a casa cenado, con ganas de sofá y con una sonrisa de oreja a oreja para empezar motivado cualquier día de la semana.

Por qué se llaman patatas a lo pobre

Cuando una receta ha entrado ya a formar parte de nuestro día a día, olvidamos por completo su origen y perdemos la curiosidad por su pasado. En El Trébol ofrecemos un plato que está para chuparse los dedos, patatas a lo pobre, y hoy queremos explicaros el por qué y el origen de esta curiosa receta.

Sorprendentemente no es una receta que conlleve mucha preparación, ni es un plato que haya que elaborar muy detenidamente, y tampoco necesitamos ingredientes nada fuera de lo común. Las patatas a lo pobre están compuestas como ya sabréis de patata y cebolla principalmente, y después existen adicionales como los pimientos.

Pero en El Trébol queremos ser diferentes y hemos querido elaborar unas patatas a lo pobre muy muy ricas, con patata, cebolla y… ¡Morcilla! Sí, en esta receta hemos dejado a un lado los pimientos, pero os aconsejamos probar a cocinarlo con este ingrediente pues es un acompañamiento perfecto para cualquier pescado o carne.

Su origen no tiene mucho misterio pues como bien dice la frase “a lo pobre” ya sabemos que se refería a una época de hambruna. Las patatas a lo pobre surgieron en Andalucía y después se ha ido extendiendo a todos los demás lugares de España, pues ha resultado ser un plato de mucho éxito para cualquier acompañamiento, o incluso como desayuno, como en nuestro caso, si es que prefieres dar de lado a los croissants.

La gente que estaba pasando por una época de hambruna recurrían a lo que se llama recetas de aprovechamiento, para que, como bien dice la palabra, aprovechar todos los alimentos que quedaban en una cocina para no desperdiciar ni una miga.

Y ahora que sabes por qué se llaman patatas a lo pobre, ¿te atreves a probar las nuestras?

¿Eres más de bomba o de pulga?

Si eres toledano seguramente conozcas ese rincón que se llena cada viernes y cada fin de semana para degustar sus famosas bombas y pulgas. Pues sí, efectivamente, hablamos de El Trébol. Una cervecería con una amplia carta de tapas, raciones, pulgas y parrilladas con las que disfrutar cualquier día de la semana en pleno centro de Toledo.

Pues aquí se es más de pulga o de bomba. Los toledanos aficionados a El Trébol tienen decantado su plato estrella por muy difícil que sea esta elección. En El Trébol puedes degustar varios sabores de pulgas, pero la más exitosa sin lugar a dudas es la Pulga Trébol, donde los ingredientes como el jamón, el lomo, los pimientos y la salsa pimienta enamora a cientos de paladares cada semana.

¿O eres más de bomba? Este singular plato ha sido un éxito total en todo el casco histórico de Toledo, y es que lo recomiendan tanto como las carcamusas. ¿Y en qué consiste? Pues con ingredientes tan sencillos como patata, carne picada, pimientos y salsas de tomate y mahonesa, son el secreto para una tapa deliciosa.

Y tú, ¿eres más de bomba o de pulga?

Nos encanta el tapeo

Tanto si vienes de fuera como si eres toledano seguramente conozcas la tradición del tapeo. Irse de tapas es una tradición muy arraigada en la ciudad de las tres culturas ya que prácticamente todos los locales de la ciudad te servirán esa tapa que acompañe tu bebida.

Sabemos que es una tradición que se originó en Andalucía, pero esta actividad ha ido trascendiendo hacia nuevas ciudades y Toledo ha sido una ciudad que lo ha adaptado con mucho mucho cariño y placer.

En la carta de El Trébol, encontrarás una carta muy apetecible tanto con tapas frías como con tapas calientes, sabores muy recomendados por los propios toledanos e incluso por muchos turistas que ya los han probado.

Nuestra tapa estrella.

bomba el trébol

La ensaladilla rusa, un clásico de El Trébol.

ensaladilla rusa

Nuestro croquetón de gambas o de jamón. ¡Perfecto para el verano!

Croquetón

Una gran selección de tapas.
Queso manchego, paté de perdiz, croquetas de jamón y pollo, ensaladilla, carcamusas y estofado de ciervo.

Selección de tapas

Migas manchegas

No hay nada más manchego que las migas manchegas. Sí, así es, si no eres castellano manchego lo primero que tienes que hacer al sentarte en la mesa de un restaurante es pedir este plato estrella. Pero antes de probarlas, quizá te interese saber el origen y de dónde viene esta receta tan tradicional con la que se nos hace la boca agua de tan solo pensarlo.

No tiene un origen totalmente cierto y originario pero sí que posee muchas historias que contar para saber su historia. Generalmente, las migas manchegas se conocen como un plato muy humilde ya que solo se requiere de su ingrediente principal: pan duro. Así, como veréis, no se trata de un ingrediente para nada caro, sino al contrario, un ingrediente muy consumido por la clase pobre y obrera de épocas anteriores.

Su origen se achaca a los pastores de ovejas, quienes iban por el campo pastoreando su rebaño y que tras terminar cada jornada, aprovechan el pan de días anteriores para preparar esta sencilla receta, aunque ahora haya adoptado diferentes variantes y sabores.

Sin embargo, también se ha puesto el foco de su origen en la invasión arábica a la península. Muchos hablan de ser este el verdadero origen pues introdujeron en España una receta llamada Tharid, una preparación con migas de pan, a la que se le añade verduras u otro condimento como trozos de carne.

Sea cual fuere el verdadero origen de esta peculiar receta, nosotros lo que sabemos es que es un plato muy socorrido y muy degustado tanto por los manchegos como por los turistas que quieren degustar algo nuevo y distinto a su gastronomía local. En nuestra cervecería El Trébol también podemos ofrecerte una receta espectacular de migas manchegas con membrillo, manzana verde y torreznos de Soria, una delicatesen muy servida en nuestras mesas.

¿Cuál es su receta? Lo bueno de estos platos pobres y humildes es que tienen una preparación muy sencilla. Nada más empezar, lo primero que tienes que escoger es el pan. Como bien sabemos, tiene que ser un pan duro de más o menos 2 a 3 días, lo cortamos en migas y trozos pequeños y los remojamos con la mano con agua y sal y los envolvemos en un paño húmedo. Todo este procedimiento tiene que haberse realizado la noche anterior.

Después, echaremos el sofrito que deseemos ya sea tocino, carne, pimiento… Lo sofreímos y una vez dorado, lo separamos en un plato para que escurra el aceite. Por otro lado, el aceite que haya soltado el sofrito lo separamos en una taza para después incorporarlo a la mezcla completa con las migas para que de sabor.

Como veréis, una receta con mucho sabor y fácil de preparar. Y si no te apetece prepararlo, ¿por qué no vienes a El Trébol y te lo servimos nosotros?

Una tapa que es la bomba

El Trébol es sin duda el rincón por excelencia para relajarte en la ciudad de las tres culturas y tomarte una buena cerveza. Pero también es de los rincones preferidos para degustar las tapas más emblemáticas de la ciudad toledana, y sobre todo, nuestra tapa estrella… la bomba.

Si hay algo de lo que estamos muy orgullosos es que los toledanos también lo están de nosotros. Y es que cada vez más gente joven emigra de sus ciudades o pueblos durante un día o fin de semana para disfrutar en Toledo de su cultura, arte y gastronomía. Y de esto último os venimos a hablar, pero en concreto de nuestra célebre Bomba.

Los más curiosos en visitar la ciudad de Toledo piden consejo, se acuerdan de sus conocidos toledanos e incluso les llaman para pedir recomendaciones gastronómicas y lo sabemos porque ellos mismos nos lo cuentan y recomiendan la exitosa tapa toledana. Algo que nos enorgullece enormemente.

Sus ingredientes puede que sean lo más natural y común que te puedas encontrar en la cocina de tu casa, pero el conjunto de la receta… lo hace única. Y es que ingredientes tan comunes como patata, carne picada, pimiento, y salsas como salsa de tomate y alioli conforman nuestra deliciosa tapa. El cómo lo cocinamos puede que nos lo reservemos por ahora y que nuestro secreto se quede con nosotros mientras tú disfrutas de nuestra mejor tapa.