Entradas

Nos encanta el tapeo

Tanto si vienes de fuera como si eres toledano seguramente conozcas la tradición del tapeo. Irse de tapas es una tradición muy arraigada en la ciudad de las tres culturas ya que prácticamente todos los locales de la ciudad te servirán esa tapa que acompañe tu bebida.

Sabemos que es una tradición que se originó en Andalucía, pero esta actividad ha ido trascendiendo hacia nuevas ciudades y Toledo ha sido una ciudad que lo ha adaptado con mucho mucho cariño y placer.

En la carta de El Trébol, encontrarás una carta muy apetecible tanto con tapas frías como con tapas calientes, sabores muy recomendados por los propios toledanos e incluso por muchos turistas que ya los han probado.

Nuestra tapa estrella.

bomba el trébol

La ensaladilla rusa, un clásico de El Trébol.

ensaladilla rusa

Nuestro croquetón de gambas o de jamón. ¡Perfecto para el verano!

Croquetón

Una gran selección de tapas.
Queso manchego, paté de perdiz, croquetas de jamón y pollo, ensaladilla, carcamusas y estofado de ciervo.

Selección de tapas

Y quién cubre nuestras paredes

Si has venido a El Trébol sabrás que nuestro signo distintivo es nuestra tapa estrella, la Bomba, por la que cientos de turistas han pasado por nuestro local para poder degustar esa recomendación que les ha traído hasta nosotros. También nuestra carta de pulgas son algo muy especial que se sirve diariamente en nuestras mesas.

Pero además de nuestra gastronomía, también nos conocen por una seña muy clara de identidad y si has venido a El Trébol sabrás que nuestras paredes están cubiertas por cientos y cientos de personas a base de rostros en color sepia que son realmente quienes forman y formáis parte de El Trébol.

No eres ni serás el único en haber recorrido nuestras paredes para ver si reconocías a alguien de tu entorno entre tantos rostros hasta dar con esa persona. O incluso te habrás llevado esa sorpresa de ver incluso al expresidente Mariano Rajoy o incluso a la entonces pareja de moda, el futbolista Gerard Piqué y la cantante Shakira.

Sus tonalidades sepia se camuflan y combinan a la perfección con el resto de la fachada de la cervecería repleta de rocas y cuevas. El Trébol está ubicado dentro de la antigua alcazaba islámica y sus fases identificativas tras la excavación arqueológica realizada durante la remodelación de la cervecería encajan a la perfección con el resto de las paredes del local gracias a sus tonalidades sepias.

Y es que cada uno de los rostros que ocupan nuestras paredes son todas aquellas personas que llenan y llenáis cada día El Trébol, la esencia de El Trébol.